fbpx
Aprovecha el cupón BEAKOMBUCHA y obtén 10% de descuento en tu primer compra con opción a pago en efectivo cuando recibas tu paquete.

Probióticos y prebióticos, ¿son lo mismo?

Mucho hemos platicado de los probióticos y de lo buenos que son para nuestra salud, pero seguramente también has escuchado el concepto prebióticos, y no, no son lo mismo.
Hoy te contamos qué son cada uno y dónde obtenerlos.
En otros artículos te hemos mencionado sobre las bacterias que viven dentro de nuestro cuerpo, y en específico dentro de nuestro intestino, las cuales nos ayudan tanto a la digestión como a llevar todo un equilibrio que afecta directamente a nuestra salud tanto física como mental, y es por esto que es tan importante cuidarlos y hacerlos crecer, pero ¿cómo hacemos esto?
 
Y es ahí donde entran nuestros dos protagonistas de hoy. 

Probióticos

Los probióticos ayudan a la población de bacterias buenas incrementándola directamente, debido a que éstos son organismos vivos, como si fueran nuevos pobladores del intestino. 
Algunas fuentes naturales de probióticos son por supuesto los alimentos fermentados, como la kombucha, el yogurt, el kimchi o el chucrut.

Prebióticos 

Los prebióticos son el alimento de las bacterias vivientes en el intestino, es decir, son fibras vegetales que estimulan su crecimiento, lo que los hace muy importantes para el buen mantenimiento de nuestra colonia de bacterias buenas.
 
Y ¿dónde los encontramos?
Verduras y frutas con carbohidratos complejos y fibra, los cuales no son digeribles por el cuerpo lo que hace que pasen directo y se conviertan en el alimento de las bacterias.
Algunos ejemplos son: