fbpx

¿Es posible tomar mucha kombucha?

Has oído hablar mucho de la kombucha, nos sigues desde hace tiempo y quizás has probado ya nuestros productos  pero aún tienes algunas dudas: ¿Cómo incorporo la kombucha a mi día a día? ¿Qué tanta kombucha puedo tomar? y ¿Qué tanta kombucha debo tomar para notar sus efectos? ¿A qué hora es la mejor hora del día para tomarla? ¿Es posible tomar demasiada kombucha? Así que a continuación te las resolveremos.

 

¿Qué tanta kombucha puedo tomar?

Si nunca has tomado kombucha, empieza poco a poco, no comiences con la botella de 500ml porque si no estás acostumbrado a consumir probióticos puedes sentir un poco extraña la panza mientras estos regeneran todo tu sistema. Comienza con nuestra presentación de 355ml al día y comienza a notar cómo te sientes. Aquí la clave es escuchar a tu cuerpo.

A ver esto no significa que si tomas mucha kombucha de golpe te vas a sentir mal, no. Como mucho, notarás más movimiento intestinal. Lo normal es que experimentes una sensación de bienestar.

En cuanto a sus efectos los notarás en seguida: te llenarás de energía, automáticamente mejorará tu humor, querrás bailar, te sentirás mucho más ligero y desinflamado.

¿A qué hora es la mejor hora del día para tomarla?

Toma kombucha cuando quieras: en ayunas, con tus comidas, en la tarde, en una fiesta. Depende mucho del “efecto” deseado, por ejemplo si la tomas en ayunas potenciarás su efecto desintoxicante. Si la tomas mientras comes ayudarás a mejorar la digestión y a que lo que comas te “caiga mejor” gracias a sus probióticos naturales. Si la tomas a media tarde te ayudará a olvidarte de tomar una siesta y te llenará de energía para darle a la segunda mitad de tu día. Si la tomas en la noche, puedes mezclarla en un drink cuando sales con tus amigos y notarás su efecto electrificante e hidratante.

¿Es cierto que la kombucha quita la cruda?

Sí, si es cierto. La siguiente vez que sientas un poco de resaca por beber demasiado, tómate una kombucha y agradécenoslo después. Este té fermentado facilita enormemente el trabajo de desintoxicación del hígado y con está, la de tu cuerpo. Te sentirás como nuevo antes de que te termines la botella.

 

Recuerda que:

  • Si estás embarazada o eres madre lactante, consulta a tu profesional de la salud sobre el consumo de kombucha. Elaborado siguiendo la receta original, no está pasteurizado. De este modo, conserva los probióticos naturales generados durante su fermentación. Además, tiene efectos desintoxicantes que debes tener en cuenta.
  • Antes de ofrecerla a un niño ten en cuenta que lleva un poco de cafeína y menos de un grado de alcohol.
  • Para algunas personas con circunstancias de salud concretas, como las que sufren sobrecrecimiento bacteriano (SIBO), desaconsejado el consumo de kombucha. Te aconsejamos que soluciones este problema para poder introducir el té fermentado en tu dieta. En otras circunstancias, como diabetes, cándidas o otras patologías, remitimos la decisión sobre el consumo de kombucha a tu especialista de salud.

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba

Ingresa a tu cuenta