fbpx
Aprovecha el cupón BEAKOMBUCHA y obtén 10% de descuento en tu primer compra con opción a pago en efectivo cuando recibas tu paquete.

El intestino y sus enfermedades

Hoy en día hay muchas enfermedades nuevas, enfermedades que en otros tiempos no existían debido al estilo de vida diferente, la alimentación y los contaminantes.
Ahora escuchamos por todos lados las inflamaciones  afectando a conocidos o a nosotros mismos, y nuestro intestino no está exento de esto. Con el paso de los años, las enfermedades del intestino han ido en aumento tanto en su frecuencia como en su impacto en la vida de cada persona afectada.
 
Dentro de las enfermedades que aquejan al intestino están las  diarreas agudas, enfermedades celiacas y síndromes de malabsorción, enfermedades diverticulares del colon, reflujo gastroesofágico, síndrome del intestino perezoso, síndrome del intestino irritable, constipación, etc.
Adicional a éstas, hay un término llamado enfermedad inflamatoria intestinal, el cual, incluye enfermedades que causan daño a nuestro sistema digestivo y que aunque aún no tienen un motivo exacto, se sabe que el principal factor causal es un desequilibrio de la microbiota, es decir, de las bacterias que viven en nuestro intestino y que son estrictamente necesarias para el mantenimiento de un estado de salud. Este desequilibrio además puede provocar una alteración en el sistema inmunológico dando resultado en lesiones. 
Dentro del concepto de enfermedades intestinales inflamatorias (EII) están:
  • Colitis ulcerosa: Es una de las enfermedades inflamatorias dentro de la gama intestinal asociada a ulceraciones en el colon. Algunos síntomas son sangre en las heces, dolor abdominal, diarrea, náuseas, vómitos y fiebre.
  • Enfermedad de Crohn: es una enfermedad inflamatoria intestinal crónica que provoca úlceras, pero a diferencia de la colitis ulcerosa, la enfermedad de Crohn puede afectar cualquier parte del tubo digestivo, que abarca desde la boca hasta el ano.  Algunos síntomas pueden ser diarrea, dolor abdominal, fiebre, cólicos, hinchazón y pérdida de peso.
Como con todas las enfermedades, es muy importante buscar ayuda para su adecuado tratamiento, porque además pueden provocar afectaciones adicionales tales como osteoarticulares, dermatológicas y oculares, es decir en huesos y articulaciones, en la piel y en los ojos.

Kombucha, auxiliar en el tratamiento de enfermedades intestinales

Todas estas afecciones por supuesto deben ser tratados por un especialista de la salud que pueda indicarte el mejor tratamiento para la recuperación de tu salud intestinal.