fbpx

Cómo regresar a hacer ejercicio tras una pandemia

Realmente no hay reglas para “salir” de una pandemia, sin embargo es un acuerdo universal que debe de ser una transición lenta. Después del año que tuvimos, hemos aprendido a tomarnos las cosas con calma, escuchar a nuestra mente y cuerpo, y realmente vivir en el ahora. Es completamente entendible si durante estos meses dejaste de hacer ejercicio como solías hacerlo o si simplemente dejas de hacerlo por completo y enfocaste tu energía en mantener tu salud mental estable, por lo que si estás listo/a para comenzar a moverte de nuevo, la regla de tomar las cosas con calma aplica aún más para ti. 
Así que ¿cuál es la mejor manera de dejar el sillón y comenzar a moverme de nuevo? Debe de ser una transición lenta que incluya descansos y mucha meditación. A continuación de dejamos algunos tips:

Ve a tu ritmo

Hacer ejercicio diario no es la mejor manera de regresar motivada, por el contrario, escucha a tu cuerpo. Puedes comenzar haciéndolo un día sí y un día no, descansando y sintiendo realmente cada movimiento. Elige una actividad o ejercicio que realmente disfrutes: correr, jugar tenis, ir al gym, salir a patinar, el punto es divertirte y distraerte. Y así como agendas cualquier cita importante en tu calendario, agenda tu sesión de ejercicio y no la canceles ni pospongas, verás como te resultará más fácil de esta manera.

No te olvides de calentar 

Comienza siempre estirando y calentando, a veces despertamos sin la energía ni motivación suficiente para completar un entrenamiento pero en cuanto empiezas a moverte tu chip cambia. Comenzar con movimientos ligeros y suaves hará que puedas realmente conectar con lo que tu cuerpo necesita. Igual y tenías planeado salir a correr, pero tu cuerpo ese día te pide hacer yoga, y está bien, no ignores sus necesidades.

Conecta con lo que tu cuerpo necesita “ahora”

De igual forma, pregúntate todos los días “¿Qué necesito hoy?”. Habrá días donde puedas correr una hora y días donde solo logres terminar un estiramiento de 30 minutos. Todos los días son diferentes y conectar con la energía de lo que sientes en el ahora es lo que te ayudará a mantenerte constante.

Sé amable contigo

El punto es ser amable y comprensivo contigo mismo, todos vivimos un año de mucho estrés psicológico y lo último que necesita tu cuerpo y mente ahora es que lo estreses más con pensamientos estrictos y negativos. Recuerda que el ejercicio es un placer y una actividad que debes de hacer porque te amas y amas tu cuerpo, no es para castigarlo porque no luce como quieres. Que rico es moverte, que rico es sudar y que rico es poder disfrutar de tu cuerpo y su movimiento. Agradécele y hónralo todos los días.

La importancia de descansar

Descansar es tan importante como los días activos. Una mente y cuerpo descansado te ayudará a dar tu máximo en cada sesión de entrenamiento. De igual forma, estirar al terminar es crucial para mejorar la movilidad, flexibilidad y evitar cualquier lesión.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba