fbpx

Cinco cosas que debes de saber si es tu primera vez comprando kombucha

La kombucha es un té fermentado que aporta diversos beneficios a tu salud, desde mejorar la digestión y equilibrar la flora intestinal, hidratar, llenarte de energía, ayudarte a concentrar, fortalecer tu sistema inmune, hasta estimular tu sistema y ponerte de mejor humor. Sin embargo es una bebida «poco común» que si nunca has comprado antes es necesario que sepas lo siguiente:

Cuidados

Primero que nada debes de saber que la kombucha debe de ir siempre refrigerada, la hayas abierto o no. Esto es porque al ser una bebida fermentada genera gas, si la bebida no está en refrigeración puede generar el suficiente gas hasta llegar a explotar. Por eso es muy importante que siempre esté en el refri para que la aceleración de gasificación sea lenta – ojo: es normal que tenga mucho gas, esto significa que es rica en probióticos, pero no es normal que explote.

Si la tienes en el refri, la kombucha te durará hasta cuatro meses, la hayas abierto o no.

¿Puedo agitarlo?

¿Alguna vez agitaste una cerveza o una bebida carbonatada? Su efervescencia se perdería toda de una vez al abrirse, pudiendo terminar en una erupción. Para mezclar el sedimento de probióticos, recomendamos mover la botella suavemente.

Y ¿qué onda con lo que trae flotando?

Eso que ves flotando en la kombucha, o que queda asentado hasta abajo es el SCOBY, el encargado de fermentar el producto y llenarte de probióticos vivos. Esto no es visiblemente presente al momento de que embotellamos, pero se forma posteriormente como una indicación de que el producto todavía está vivo y activo. Cuanto más tiempo se embotella el producto, y a temperatura ambiente más fibras se forman. Pero no te preocupes, no tienes que tirarlo, te lo puedes comer.

¿Cuántos probióticos tiene la kombucha?

Cada botella de kombucha tiene miles de millones de probióticos, sin embargo, no hay una cifra exacta debido a que al ser una bebida que está viva cada día cambia esa cifra por el proceso de fermentación.

Pero es importante saber que si ya se toman probióticos por otro medio, la kombucha ayuda a asimilarlos bien y a crear más en el intestino, ya que los de la kombucha están vivos. Adicional, las enzimas digestivas que aporta la kombucha ayudan a la asimilación de los nutrientes en el intestino.

¿Cómo sé cuando ya no sirve?

La Kombucha no se echa a perder, sólo se acidifica y cambia sus propiedades. Pero cuando ya está muy avinagrada y su sabor es demasiado fuerte quiere decir que ya no es una kombucha fresca.

¿Cuánto debo tomar si nunca la había probado antes?

Si es tu primera vez lo recomendable es tomar media botella de 355ml al día, en lo que tu organismo se va acostumbrando. Recuerda que cada persona es diferente, así que escucha a tu cuerpo.

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba